Dándole forma al cómo

Para poder entender el Cómo, te invito a que le eches un ojo a El viaje que me llevó al cómo. En ese viaje conocí esa realidad que sabía que existía, pero a la que nunca había mirado de los ojos. Una vez que regresé, tenía sólo dos opciones: o hacer como que no había visto; o hacer cualquier otra cosa. Hubiera sido mucho más fácil (y cómodo) hacer como que no había visto, pero no se me dio bien. En aquel momento nació en mi un Cómo muy grande. Quería/tenía que ayudarles, pero no sabía cómo, nunca había hecho nada parecido.

En esta sección quiero compartirte los pasos que voy dando para darle forma a ese cómo cuyo objetivo es intentar acercar la electricidad a Natete-Netia, con la esperanza de ir aprendiendo en el camino, de los aciertos y de los errores.

Toda flecha amarilla que me señale el camino será más que bienvenida, así que no te cortes en hacerme llegar tus ideas y consejos, Aquí estoy.

Tirado en Doha

Son las dos de la mañana y estoy tirado en el aeropuerto internacional de Doha. Salí ayer de Madrid a las 16.45. Se supone que hacía en Doha una escala de dos horas para coger el vuelo a Johannesburgo y de ahí el tercer vuelo a Nampula, Mozambique, pero el avión llegó...

leer más

Es de bien nacido…

En mi casa me enseñaron que es de bien nacido ser agradecido y esta publicación tan sólo es para dar las gracias a Isabel de la empresa Arconi Solutions.  En el mes de enero de este año había escrito un email, de esos que se envían a puerta fría, a la UNEF (Unión...

leer más

Confiando en la teoría de los seis grados

Desde hace dos meses no he vuelto a tener noticias de Manos Unidas y me puede la incertidumbre. No quiero atosigarles, ya que me dijeron que iban a estudiar otras opciones y me dirían algo, y yo confío en ellos, pero me puede la impaciencia. Me da miedo que todo se...

leer más

Con el «Qué» y el «Con Quién»

Hace tiempo que no escribo y me gustaría contarte cómo van las cosas, porque la aventura continúa. Después de regresar de Mozambique en enero y ya con un primer documento con las necesidades de consumo, la infraescructua necesaria para antender esas necesidades y los...

leer más

La carrera del oso perezoso

Hace algo más de una semana participé en una carrera de 5,5 km. No batí ningún récord de velocidad, es más, llegué el penúltimo. Si no llegué el último debió ser porque los últimos 500 metros eran cuesta abajo y yo pesaba más. Una amiga de la familia, Ana, me había...

leer más

Un año después

Hoy hace un año que pisé Netia por primera vez. En un año pueden pasar muchas  cosas. En el último año he pasado a estar más cerca de los 50 que de los 40 y he cambiado el hueco del sofá y la pegajosa televisión por un estilo de vida más activo y responsable. En el...

leer más

Así es como están las cosas

Llevo tiempo sin publicar, pero no me he estado quieto y os quiero contar las pequeñas novedades. Los tiempos de estas cosas son muy lentos y cuando tendemos a medirlas con la dimensión de tiempo con la que estamos acostumbrados a vivir,  puede llegar a desmoralizar...

leer más

Querida Humanidad,

No te voy a mentir, si cuando publiqué las cartas a Google, Amazon o Adidas tenía pocas esperanzas de obtener alguna respuesta, con esta carta no tengo ninguna, pero después de leer e incluso escuchar, algunas reacciones a la publicación que hice en la página de...

leer más

Comentarios recientes