En la última publicación comentaba el golpe que nos había dado la pandemia, al perder la co-financiación de una fundación por no abrirse las convocatorias de ayuda de la Diputación por la crisis del Covid-19. De los 40.000€ que se había comprometido a aportar la fundación, ya se ha conseguido recuperar 22.600€, gracias a un préstamo personal que he pedido al banco y a la ayuda de familiares y amigos cercanos. Por otra parte, Manos Unidas ha entendido el problema y ha aumentado su parte de la financiación pero aun así todavía nos faltan por conseguir 9.400€ para cubrir los 40.000€ y poder continuar con la ejecución del proyecto.

Desde que me comunicó la fundación que no iban a poder ayudar, he escrito a más de veinte ONG y fundaciones, pero ninguna me ha respondido y, sinceramente, ya no sé que más puertas tocar.

Cuando comencé toda esta aventura, allá por noviembre de 2017, tenía dos mandatorios:

  • Que nada de lo que estaba intentando era para mi (es decir, que yo no iba a sacar nada de esto, más que la enorme satisfacción de haberlo conseguido).
  • Que no iba a buscar financiación de particulares.

El primer mandatorio lo llevo a rajatabla. Nadie me patrocina y todos los gastos me los pago de mi bolsillo. Eso me da la libertad de no representar a nadie más que a mí. Pero el segundo mandatorio me he visto obligado a saltármelo porque, sinceramente, lo último que me esperaba cuando comencé con todo esto fue que una pandemia iba a afectar a la financiación y ya no me queda dónde poder rascar ni más puertas que me respondan.  

Hoy he abierto un crowdfunding a través de la Fundación Mi grano de arena y me está ayudando la ONG cordobesa Asociación Baobab Mozambique recaudando las donaciones (ni un céntimo pasa por mis manos), pero necesito ayuda para difundir el crowdfunding. Habrá personas que quieran ayudar, pero no puedan; habrá personas que puedan ayudar, pero no quieran; habrá personas que ni quieran ni puedan ayudar; pero también habrá personas que quieran y puedan ayudar y a esas personas es a las que necesito hacer llegar el crowdfunding, pero yo sólo no llego y necesito ayuda, porque para el proyecto vale lo mismo una única donación de 1.000€ que 1.000 donaciones de 1€, pero yo no soy capaz de llegar a tantas personas sin ayuda (que le voy a hace, no tengo madera de influencer ni tantos amigos).

Yo lo único que te puedo ofrecer (además de la desgravación fiscal correspondiente por la donación) es formar parte de esta aventura y hacerlo posible gracias a ti, ya sea con tu donación o con la difusión, así como seguir mostrándote la evolución del proyecto hasta que el sistema fotovoltaico esté instalado, funcionado y dando electricidad a las dos escuelas, las tres residencias y el Centro de Salud. Mucho más no tengo.

Aquí te dejo una imagen con el enlace al crowdfunding. Si quieres ayudarme, lo puedes hacer  tanto con una donación como difunciendo. No hay ayuda pequeña.

Se puede no hacer nada, o se puede compartir
onpost_follow 5